Durante el año 2019 no se podrá obtener la ciudadanía de Nueva Zelanda mediante inversión, pero nada le impide formalizar el «visado de oro» del país. Sobre todo, porque es la forma más simple para un extranjero de adquirir el derecho a comprar una propiedad en Nueva Zelanda. El valor de los bienes inmuebles está aumentando constantemente en el país y estos conceden el derecho a residir en territorio neozelandés durante un período de 5 años y, posteriormente, obtener la ciudadanía por naturalización.

Nueva Zelanda es una de las pocas decenas de países que ofrecen ciudadanía o permiso de residencia a cambio de inversiones. Como regla general, el desembolso debe realizarse en el mercado inmobiliario del estado anfitrión.

Por ejemplo, la solicitud de un pasaporte extranjero mediante inversión requiere de una inversión de, al menos, 100 000 dólares. Esta oportunidad la ofrecen tres países del Caribe: República Dominicana, Santa Lucía y Antigua.

La ciudadanía de Nueva Zelanda por inversión no se obtendrá legalmente de este modo, ya que no existe un programa de inmigración semejante en el país. Sin embargo, usted puede invertir en un permiso de residencia mediante una propiedad en Nueva Zelanda, para posteriormente solicitar la ciudadanía del país por naturalización.

Si se ahonda en torno a este sistema de emigración, debe tenerse en cuenta un hecho importante: el pasado otoño, las autoridades neozelandesas replantearon las normas de venta de viviendas a extranjeros. Actualmente, dicha transacción está únicamente disponible para aquellos que posean una residencia en el país.

Por lo tanto, si usted necesita la ciudadanía de nueva Zelanda por naturalización y una vivienda propia en la que permanecer durante el proceso de obtención, es recomendable conseguir un permiso de residencia en Nueva Zelanda mediante inversión, o bien de otro modo.

 Obtener permiso de residencia de Nueva Zelanda por inversión

El permiso de residencia por inversión de Nueva Zelanda está disponible en el marco de dos diferentes esquemas de inversión, el «Tier 1 Investor Resident Visa»  y el «Tier 2 Investor Resident Visa».

Los participantes potenciales de ambos programas tendrán que cumplir con determinadas condiciones financieras.

Es importante tener en cuenta que los participantes en el programa Tier 1 Investor Resident Visa no deben cumplir requisitos de conocimiento del idioma o de experiencia empresarial y las condiciones no exigen límite de edad alguno.

Por otro lado, los participantes del programa Tier 2 Investor Resident Visa deben ser menores de 65 años, hablar inglés, tener una experiencia empresarial de al menos tres años y un mínimo de 2,5 millones de dólares neozelandeses en forma de fondos o activos propios.

Al formalizar una residencia en Nueva Zelanda mediante alguno de estos sistemas, usted podrá vivir, trabajar, descansar y estudiar en el país, así como disfrutar de numerosos beneficios.

Reglas actuales para extranjeros que adquieren bienes raíces en el país

La mayoría de los ciudadanos extranjeros actualmente no pueden comprar apartamentos y casas en Nueva Zelanda (independientemente de si son ya propietarios de viviendas neozelandesas o no), pero algunas de esas personas sí pueden solicitar una autorización para ello a la Oficina de Inversiones Extranjeras.

Casos en los que no se requiere la autorización de la OIE

  • Ciudadanos de Nueva Zelanda, Australia o Singapur.
  • Individuos que posean un visado de residencia permanente en Nueva Zelanda, Australia o Singapur y sean residentes en Nueva Zelanda.
  • Individuos que posean un visado de residencia en Nueva Zelanda y sean residentes en el país.

En este contexto, «residir en Nueva Zelanda» implica la necesidad de haber pasado un mínimo de 183 días durante los últimos 12 meses en el país. Si cumple con los criterios anteriores, debe obtener, de acuerdo a los nuevos requisitos, una autorización de la OIE que le otorgue el derecho a comprar una propiedad en Nueva Zelanda.

Casos en los que no podrá adquirir una vivienda

  • Individuos que posean un visado temporal (turístico, de estudios, de negocios o laboral).
  • Individuos extranjeros que se encuentran en el país de manera irregular.

Si se encuentra en una de estas categorías, no podrá obtener el consentimiento de OIE.

Casos en los que debe solicitar el consentimiento de la OIE

  • Individuos que posean un visado de residencia permanente en Nueva Zelanda y no residen en el país la mayor parte del año;
  • Individuos que posean un visado de residencia permanente de Australia o Singapur y no vive en Nueva Zelanda la mayor parte del año.

Qué tan activos son los extranjeros en el mercado inmobiliario

Según el Instituto Nacional de Estadística de Nueva Zelanda (Stats NZ), en el cuarto trimestre de 2018, el 2,3 % de las casas y apartamentos vendidos en el país fueron adquiridos por compradores que no tenían la ciudadanía de Nueva Zelanda o visado de residencia en el país.

El porcentaje es similar al 2,9 % del cuarto trimestre de diciembre de 2017 y al 2 % del tercer trimestre de 2018. Es decir, podemos afirmar que la proporción de compradores extranjeros de vivienda tras la introducción de restricciones no ha cambiado prácticamente con respecto a los períodos anteriores.

Cabe destacar que en el cuarto trimestre de 2018, el 80 % de las transacciones de compraventa de viviendas fue ejecutado por ciudadanos neozelandeses. Otro 10 % correspondió a personas jurídicas (neozelandesas o extranjeras) y otro 8% correspondió a residentes neozelandeses (es decir, titulares de visados de residencia que pueden vivir y trabajar en el país por tiempo ilimitado).

En cualquier caso, los funcionarios de la institución hacen hincapié en que los resultados del último trimestre pueden no reflejar plenamente los efectos de los cambios legislativos entrados en vigor el 22 de octubre de 2018, puesto que las transacciones de compraventa se contabilizan tras su cierre completo y este procedimiento puede requerir de un mes o más.

También hay que tener en cuenta las transacciones realizadas durante la etapa de construcción. Por ejemplo, si alguien accedió a comprar una nueva casa en la etapa de construcción hasta el 22 de octubre, la transferencia de los derechos de propiedad de dicha casa puede quedar reflejada en las estadísticas oficiales solo pasados unos meses de la finalización de la obra.

Si se considera el año 2018 en su totalidad, es decir, el período entre enero y diciembre del año pasado, el 2,6 % de todas las transacciones de compraventa de casas y apartamentos, según Stats NZ, se llevaron a cabo por compradores que no disponían de la ciudadanía de Nueva Zelanda o visado de residencia en el país. Durante el año anterior la cifra fue del 2,4 %.

Grindelwald - Suiza

Nueva Zelanda es una de las pocas decenas de países que ofrecen ciudadanía o permiso de residencia a cambio de inversiones. Como regla general, el desembolso debe realizarse en el mercado inmobiliario del estado anfitrión.

 

En qué lugares de Nueva Zelanda compran vivienda los extranjeros 

Queenstown, uno de los destinos turísticos más famosos de nueva Zelanda, se convirtió en el mercado local más popular para los compradores extranjeros de vivienda en 2018.

Sin embargo, la demanda de vivienda local por parte de los compradores extranjeros se redujo ligeramente después de que el gobierno impusiera restricciones a los compradores extranjeros el pasado octubre.

Según Stats NZ, los ciudadanos extranjeros compraron 105 propiedades en Queenstown durante el 2018. En total, el año pasado se llevaron a cabo 1842 transacciones de compraventa de bienes inmuebles. Es decir, el 5,7 % de dichas transacciones se llevaron a cabo por extranjeros.

Esto supone un cifra mayor que el 2,6 % del promedio nacional (3798 realizadas por extranjeros de un total de 146 073 transacciones). Además, es un porcentaje más alto que el del segundo lugar en la lista, Auckland, en el que los extranjeros realizaron el 5,6 % de las transacciones (2361 de un total de 41 868).

La demanda externa en Queenstown disminuyó el cuarto trimestre del año pasado. En ese período, los compradores extranjeros llevaron a cabo el 3,7 % del total de transacciones de bienes inmuebles en Queenstown, habiendo alcanzando un 5,2 % en el tercer trimestre de 2018 y el 5,1%  en el cuarto trimestre del año anterior.

Cabe destacar que el Consejo de Distrito de Queenstown se opuso el año pasado a la imposición de restricciones a los compradores extranjeros de vivienda, afirmando que las acciones del gobierno central socababan la estrategia de las autoridades locales para atraer capital extranjero y desarrollar de este modo el mercado de bienes raíces de lujo.

Al mismo tiempo, se consideraba que el problema del aumento de los precios de bienes raíces debido a un alto interés por parte de extranjeros era más grave en Auckland, donde la complicaciones ante la falta de nuevas viviendas y los salarios relativamente bajos de la población local habían llevado la “cuestión de la vivienda” a una situación de crisis, reconocida incluso por los políticos locales.

Al parecer, las nuevas medidas han tenido el efecto deseado: entre octubre y diciembre del 2018, los compradores extranjeros realizaron el 4,9 por ciento de las compras de viviendas en Auckland, cifra superior al 4 por ciento del periodo comprendido entre julio y septiembre del mismo año y el 6 por ciento del período equivalente del año anterior.

Además, el 1,2 por ciento de los vendedores inmobiliarios a nivel nacional en 2018 fueron extranjeros, y llevaron a cabo 1785 de las 146 073 ventas anuales de bienes raíces. Queenstown volvió a liderar con resultados del 4,2 % anual (78 de 1842 transacciones) y el 3,1 % en el cuarto trimestre de 2018.

¿Qué posibilidades reales tiene un extranjero de obtener la nacionalidad neozalendesa?

Al formalizar un permiso de residencia mediante la compra de una propiedad en nueva Zelanda en 2019, habiendo vivido en el país (en su vivienda) durante 5 años, y cumpliendo otros requisitos, se podrá obtener de manera totalmente legal la ciudadanía de nueva Zelanda por naturalización.

Cabe destacar que el número de personas que desean convertirse en ciudadanos de Nueva Zelanda ha disminuido ligeramente el año pasado, y que los solicitantes del Reino Unido, la India y Filipinas siguen siendo los más activos.

Según los datos preliminares publicados por el Ministerio del interior, el número total de ceremonias de obtención de ciudadanía disminuyó de 36 450 en 2017 a 33 791 en 2018 (datos obtenidos hasta principios de diciembre).

Los representantes de la institución señalaron que, si bien el número de nuevos ciudadanos parecía haber disminuido ligeramente, la disminución no era estadísticamente significativa. Según los datos preliminares, el año pasado se redujo la actividad de los solicitantes de los siete países que tradicionalmente formaban parte del Top 10 en el número de solicitudes, entre ellos Samoa, Sudáfrica, Fiji y China. Sólo los solicitantes de Tonga y Australia, que ocupaban el octavo y noveno lugar respectivamente, aumentaron su actividad.

El ministerio también señaló que los extranjeros podían solicitar la nacionalidad de nueva Zelanda inmediatamente después de haber permanecido en el país por lo menos cinco años, pero que no tenían por qué hacerlo. Los británicos, por ejemplo, no suelen tener prisa para presentar la solicitud. La duración promedio de la estancia de un británico en el país antes de la solicitud es mucho más larga que la de un sudafricano.

Los sudafricanos suelen solicitar la ciudadanía una vez llegada la oportunidad porque desean obtener pasaportes neozelandeses y viajar a más países sin necesidad de visado que los que le permite su pasaporte sudafricano. Por otro lado, los británicos tienden a esperar la expiración del pasaporte anterior antes de formalizar la ciudadanía de nueva Zelanda.

Póngase en contacto con los expertos de Mundo Offshore para obtener una respuesta rápida y completa a cualquier pregunta en torno a  la formalización de residencia, ciudadanía y pasaporte neozelandés.

Envíenos su consulta