¿Por qué elegir Chipre?

Los empresarios extranjeros prefieren la jurisdicción de Chipre como su residencia fiscal bajo el Estatus de No Domiciliado. Chipre ofrece un atractivo destino con bajos impuestos tanto para empresas como para individuos con un alto patrimonio neto, el cual es ampliamente utilizado como residencia para sus operaciones y también para la reubicación de familias. Consiguió consolidarse como una de las jurisdicciones más atractivas dentro de la UE con una economía estable, incorporando el sistema legal corporativo de la UE y cumpliendo plenamente con todas las regulaciones y directrices relevantes de la UE. Convenientemente, representa una puerta de entrada provisional para operar negocios y solicitar la residencia fiscal.

A pesar de que Chipre es un punto de encuentro natural, ideal para los negocios y el comercio, también se caracteriza por un alto nivel de vida y una tasa de criminalidad muy baja. Es un excelente lugar para vivir con un ambiente seguro y protegido para toda la familia. Es importante mencionar que durante casi todo el año el sol brilla y que además cuenta con el mayor número de playas con bandera azul del mundo. Así pues, se trata de una isla que ofrece un inigualable nivel de calidad de vida.

En resumen, una combinación de los factores mencionados anteriormente junto con las regulaciones de «No Domiciliado», la exención de los pagos del impuesto de defensa sobre dividendos, intereses o rentas, motivan directamente a muchos individuos de alto poder adquisitivo a elegir a Chipre como su lugar de residencia y de inversión.

A continuación presentamos información detallada acerca de la residencia fiscal en Chipre.

Residencia fiscal – sin estatuto de residencia

Principales incentivos para las personas que trasladan su residencia fiscal a Chipre:

Obtenga la residencia fiscal en Chipre y disfrute de los siguientes beneficios adicionales:

  • No se aplican impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de inversiones (acciones, bonos, etc.).
  • No hay retención sobre la repatriación de ingresos como dividendos, intereses y regalías.
  • Amplia red de tratados de doble imposición
  • Exenciones del impuesto sobre la renta por el hecho de trabajar en Chipre, hasta el 50% de la remuneración durante 10 años por ingresos laborales que no excedan de 180.000 euros al año.
  • Cotizaciones bajas a la Seguridad Social
  • No hay impuesto sobre los dividendos y los ingresos por intereses a nivel mundial para las personas no domiciliadas durante 17 años.
  • No hay impuesto sobre la gratificación de jubilación y régimen fiscal especial sobre las rentas provenientes del extranjero.
  • No hay impuesto sucesorio, impuesto sobre el patrimonio, impuesto sobre donaciones o impuesto de sucesión.

Adquirir la residencia fiscal de Chipre

Se puede considerar que una persona no está domiciliada si no ha nacido en Chipre («el domicilio de origen está fuera de Chipre») o no ha vivido en Chipre al menos 17 años consecutivos («domicilio de elección»).

Una persona natural se considera residente fiscal en Chipre si se cumplen el requisito de la regla de los 183 días o de la regla de los 60 días.

Grindelwald - Suiza

Los empresarios extranjeros prefieren la jurisdicción de Chipre como su residencia fiscal bajo el Estatus de No Domiciliado.

La regla de los 183 Días

Chipre ha adoptado un sistema de impuestos basado en la residencia, por el cual la presencia física en Chipre que exceda los 183 días en un año fiscal constituirá residencia fiscal para las personas naturales.

La regla de los 60 días

A partir del año fiscal 2017 las normas han sido modificadas, la normativa de 60 días se puede aplicar adicionalmente a las personas que adquieren el estatus de No Domiciliado.

De acuerdo con la legislación de Chipre se aplican los siguientes requisitos:

(i) El individuo que pasa más de 183 días en total en el territorio de Chipre, y no reside en ningún otro país durante ese período se considera un residente fiscal.

(ii) La persona permanece en Chipre durante al menos 60 días

(iii) Ejerce un negocio y / o está empleado en Chipre y / o tiene una oficina con una empresa con domicilio fiscal en Chipre en cualquier momento durante el año fiscal

(iv) Mantiene (al poseer o arrendar) una casa estable en Chipre. La ley se modifica para aclarar que una persona que acumulativamente cumple todas las condiciones anteriores no será tratada como un residente fiscal de Chipre en el año fiscal, si durante ese año el ejercicio de cualquier tipo de negocio en Chipre y / o el empleo en Chipre y / o el mantenimiento de un cargo con un residente fiscal en Chipre, se da por terminado.

En el 2015, la legislación de “Contribución Especial de Defensa” (SDC) ha sido enmendada, lo cual sin duda constituye una de las enmiendas más significativas, alentando a las personas naturales con un alto nivel de ingresos netos a adquirir la Residencia Tributaria de Chipre. De conformidad con las disposiciones de la legislación fiscal de Chipre, cualquier persona natural que sea residente fiscal de Chipre, en virtud de las disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta mencionada anteriormente, pero que sea «no domiciliada» en la República de Chipre, estará exenta de la «COSUDE». Según la ley «COSUDE», los dividendos y los intereses percibidos por las personas naturales – residentes fiscales y domiciliadas en Chipre, están sujetos a un tipo impositivo del 17% y del 30%, respectivamente, independientemente de la procedencia de los ingresos.

Por otra parte, un individuo puede obtener la residencia fiscal en Chipre mediante la constitución de una empresa chipriota como un intermediario para el comercio de exportación en todo el mundo. En el siguiente paso, la empresa registrada puede contratar al interesado para la residencia fiscal. A través de este proceso los individuos pueden obtener un permiso de trabajo en Chipre y una residencia fiscal (Estatus de No Domicilio). Además, los accionistas, directores y empleados de la entidad chipriota pueden solicitar la residencia.

Contáctenos si desea saber más sobre los beneficios de ser residente fiscal en Chipre.

Envíenos su consulta