Venezuela es uno de los países en Latinoamérica que más interés despierta en los inversionistas.

La difícil situación económica, política y social que actualmente atraviesa, lejos de descartar al país como un destino atractivo para realizar inversiones, lo ha convertido en un destino donde el retorno de la inversión a mediano y largo plazo resulta mucho mayor que los que se pueden procurar en otros países del hemisferio occidental.

Venezuela ha estado en el ojo de todos a nivel político y económico en los últimos años, pero por las razones equivocadas. El país fue, hace un par de décadas, una de las democracias más estables en Latinoamérica y una economía pujante.

Pero después de 20 años de socialismo, las cosas empiezan a no salir tan bien.

A pesar de un gigantesco ingreso petrolero debido al alza del precio por encima de 100 USD por años, Venezuela era un país inestable económicamente: inflación de dos dígitos, aislamiento de los mercados internacionales, una deuda creciente y una reducción radical del flujo de inversión extranjera.

Ya en el 2014, la inflación en Venezuela se acercaba al 70 % y el PIB estaba decayendo. Todo empeoró cuando los precios del petróleo se redujeron en 2015 y, luego, en 2018 cuando EE. UU. aprobó un primer grupo de sanciones económicas que no se dirigían únicamente a oficiales de alto rango de la dictadura de Maduro.

Todo esto llevó a una crisis económica que incluye una inflación de 10.000.000 % según el FMI. También, la última vez que el PIB de Venezuela creció fue en 2013. Desde entonces, se ha contraído un 49.6 % hasta el 2018. Esto significa que se proyecta una caída de más del 60 % entre 2013 y 2019.

¿Invertir en Venezuela?

Leyendo todo esto seguramente pensará que en Mundo estamos dementes por recomendar invertir en un país así. Claro, considerando el estado actual de Venezuela, no parece demasiado atractivo invertir.

Sin embargo, a grandes riesgos, grandes recompensas.

Venezuela ha tocado fondo y eso significa que es sensato apostar a una recuperación económica a mediano o largo plazo, incluso aunque no haya un cambio político. De hecho, antes de la crisis del coronavirus, ya Venezuela estaba dando unos pequeños y tímidos pasos hacia una pequeña desregularización de la economía buscando una progresiva recuperación.

Y, como le dijimos en el título, las inversiones en bienes raíces prometen un retorno de inversión de otro mundo para los que se atrevan.

Ciertamente, no es una inversión apta para cardíacos, pero Warren Buffet dijo una vez: “Cuando todo el mundo tiene miedo, sé ambicioso”.

Venezuela parece ser una maravillosa oportunidad para quienes quieran y puedan tomar el riesgo.

Salvando las diferencias, Venezuela se parece a Rusia y los Estados postsoviéticos en los 90: economías socialistas fracasadas con una población muy educada, amplísimos recursos naturales, una demanda por bienes occidentales y una inversión extranjera por el piso.

Basta mirar a Cuba: con mucho menos potencial que Venezuela, una dictadura militar y una apenas tímida apertura, está recibiendo un gran flujo de inversión.

Bienes raíces: la mejor apuesta en Venezuela

Venezuela disfruta de paisajes y ciudades muy diversas: desde el potencial financiero de la ciudad capital de Caracas y el potencial petrolero y agropecuario del estado Zulia, hasta destinos con gran importancia turística como la Isla de Margarita.

Venezuela ofrece todo tipo de oportunidades de inversión en sectores diversos, todos con grandes expectativas de retorno.

La compleja situación política que actualmente atraviesa Venezuela se ha visto caracterizada por una serie de sanciones económicas internacionales que el gobierno de los Estados Unidos de América ha emitido a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) dirigida a dificultar e incluso bloquear las transacciones con el Gobierno de Venezuela y con cualquier ente público o privado que se desenvuelva dentro de ciertos sectores económicos.

La ambigüedad del contenido de estas sanciones ha provocado que algunas compañías como Adobe o la MLB hayan incurrido en overcompliancede las sanciones que han extendido impropiamente el alcance real de estas sanciones.

Las sanciones económicas del Gobierno de los EE. UU. prohíben casi cualquier tipo de transacción comercial con el Gobierno de Venezuela y con cualquiera de sus dependencias institucionales. Estas prohibiciones se extienden al sector petrolero y a cualquier compañía u organización en la que el Gobierno de Venezuela o alguna de sus dependencias posea un 50% o más de participación.

Esto, en un país donde gran parte de su industria fue nacionalizada,significa para muchos analistas imprecisos un impedimento para toda operación en la cual figure Venezuela.

Por otro lado, es importante recalcar que las transacciones entre particulares sobre bienes localizados en Venezuela no se encuentran prohibidas por las sanciones de Estados Unidos, por lo cual, el mercado inmobiliario resulta un mercado de potencial alto de retorno y con la mayor de las seguridades jurídicas internacionales.

¿Quiénes podrán aprovechar todas las oportunidades de inversión que Venezuela ofrece? Aquellos que cuenten con la mejor de las asesorías jurídicas que permita garantizar los intereses de los accionistas, que permita la canalización de inversiones y la buena administración y protección de los bienes mientras dure la situación política actual.

Características de los inmuebles

Venezuela, al haber sido uno de los países más ricos de América Latina entre los 70 y 90 e incluso durante la primera década del siglo XXI, goza de una infraestructura que recibió una inversión (económica e intelectual) considerable al momento de su construcción en la cual se utilizaron los mejores materiales del mercado, los diseños más innovadores y técnicas de construcción de primer nivel.

Muchos de estos edificios se encuentran hoy en desuso o con ocupación parcial, y esperando a que visionarios los adquieran y reactiven.

La situación que actualmente atraviesa el país en el ámbito económico ha provocado que muchas organizaciones no cuenten con el flujo de caja o con los medios económicos necesarios para poder mantener y desarrollar al máximo el potencial de esta infraestructura disponible en distintos sectores de la economía.

Este potencial incluye, pero no se limita a centros comerciales, haciendas agropecuarias, haciendas para la producción de pescado y camarones, edificios residenciales y de oficinas, plantas industriales y terrenos en ubicaciones sumamente estratégicas en el corazón de las ciudades más importantes del país.

Otro elemento a considerar es la emigración masiva del país.

Existe una serie de particulares de todo tipo (trabajadores, profesionales, empresarios de corta y larga trayectoria) que están abandonando el país buscando otros horizontes.

Esto ha causado incluso que vendan sus activos (desde vehículos hasta inmuebles) aprecios excesivamente bajos, con el fin de obtener capital suficiente para iniciar una nueva vida en otro país.

Por lo tanto, la oferta en el mercado de inmuebles a precios de remate es excesiva. Así, los precios no se ven solo afectados por el cúmulo de situaciones que suceden en el país, sino que también se ven afectados por un exceso de oferta de bienes a precios de remate.

Venezuela es la tormenta perfecta para el inversionista con visión.

Existen terrenos de excelente ubicación en las principales ciudades del país con un valor actual de mercado de 130 USD/m2 cuando hace solo 5 años se encontraban valorados en 500 USD/m2. Hay sectores donde estas brechas son aún más dramáticas y cuyo potencial de desarrollo es incomparable.

Respecto a los arrendamientos, el marco regulatorio de los mismos difiere según se trate de oficinas o industria, comercio o vivienda.

En lo respectivo a oficinas, industrias y comercio, las leyes son relativamente flexibles y permiten un manejo normal de los arrendamientos de estos tipos.

Sin embargo, en materia de arrendamiento de vivienda, el marco regulatorio es sumamente proteccionista, al punto que los desalojos de vivienda son virtualmente imposibles de ejecutar. Ello trae consigo las siguientes consecuencias:

  1. Es recomendable utilizar una estrategia exclusivamente de holding cuando se trate de una inversión en inmuebles destinados a vivienda.
  2. A raíz de esta dificultad para arrendar, los inmuebles destinados a vivienda tienen un precio aún menor en el mercado porque pocos son los propietarios que asumen el riesgo de dar en arrendamiento este tipo de inmuebles.

Caracas tiene, de lejos, el metro cuadrado más barato entre las capitales de Latinoamérica. Mientras que en Buenos Aires pasa de los 2.000 USD y en Bogotá está alrededor de los 1.200 USD, en Caracas hoy día está por debajo de los 500 USD.

Un apartamento de 120 metros cuadrados en una zona clase media alta en Caracas podía costar alrededor de 200.000USD. El precio ha caído a 60.000 USD, aproximadamente.

En otras ciudades, como Maracaibo, es más dramático aún. Un apartamento de las mismas características en una zona AAA puede costar 50.000 USD y en una zona de clase media puede llegar incluso a los 15.000 USD.

Las estimaciones de varios expertos del mercado inmobiliario venezolano indican que, independientemente de la ocurrencia de un cambio político, el mercado de inmuebles destinados a vivienda debe ver una revalorización de por lo menos el 600% del valor actual.

En caso de inmuebles destinados a uso de oficina, industria y comercio, la revalorización oscila entre el 400 y 500%.

Incluso si estos estimados fallan, una revalorización del 100 % es mucho mayor a lo que usted podría conseguir en prácticamente cualquier otro mercado.

Es por lo anterior que una de las modalidades más atractivas de inversión recae en los inmuebles destinados a oficina, industria y comercio. La rentabilidad de un arrendamiento oscila entre el 6% y 12% anual del valor actual de mercado del inmueble.

¿Qué indica esto? Que, cuando se trata de estructuras inmobiliarias destinadas al comercio o para uso empresarial en general, la estrategia de inversión no se limita a un simple holding sino que también puede obtenerse un flujo de caja importante a través de un arrendamiento de dichos inmuebles.

Estos niveles de rentabilidad por arrendamiento son casi únicos en el mundo, siempre y cuando se tenga un experto aliado que ofrezca una asesoría legal y financiera de primer orden para garantizar la seguridad jurídica de los inmuebles y de la inversión en general, pues parte de la ganancia está, precisamente, en el correcto manejo de los riesgos.

En Mundo Offshore tenemos los mejores expertos justo para eso.

Grindelwald - Suiza

Por otro lado, es importante recalcar que las transacciones entre particulares sobre bienes localizados en Venezuela no se encuentran prohibidas por las sanciones de Estados Unidos, por lo cual, el mercado inmobiliario resulta un mercado de potencial alto de retorno y con la mayor de las seguridades jurídicas internacionales.

Otras áreas: terrenos agropecuarios

También resulta atractiva la inversión en plantas industriales y en terrenos destinados a la producción agropecuaria.

Venezuela es un país caracterizado por tener costos de producción muy inferiores al de los demás países de la región debido al bajo precio de la tierra, de los sueldos y de la materia prima.

Por esto, una inversión muy interesante, que puede traer ingresos al corto, mediano y largo plazo, sería la adquisición de plantas industriales o fincas ociosas, y/o la inyección de capital para la reactivación de su operatividad y la canalización de su producción a fines de exportación.

Con la estrategia anterior, el retorno de la inversión no solo se vería en la revalorización del inmueble adquirido, sino también en la ganancia procurada por la adquisición de materia prima o de bienes a costos muy por debajo del mercado internacional.

Ganancia y ahorro al mismo tiempo: solo en Venezuela.

No existe mejor inversión en el mediano y largo plazo que Venezuela. Los retornos de inversión prospectivos no tienen comparación con otro país.

Ciertamente, es una inversión no apta para cardíacos, pero con la asesoría de Mundo Offshore, usted podrá obtener de su inversión en Venezuela unos beneficios nunca antes vistos.

Los precios actuales de los terrenos están por lo menos 5 veces por debajo del valor que tendrían en una situación normal y están muy por debajo que en países comparables con Venezuela.

Es por ello que, no solamente es una oportunidad debido a su situación actual, sino que se encuentra en una posición muy peculiar que pareciera ser la tormenta perfecta y propicia para que el inversionista que confía en el resurgir económico del país (que daba sus primeras tímidas señales antes de la crisis del COVID-19) sea el inversionista más beneficiado a nivel mundial.

La llave para entrar en esta oportunidad inigualable de negocios es una correcta asesoría jurídica para la canalización y protección del capital de los inversionistas.

Y en Mundo Offshore podemos ofrecer la mejor asesoría del mercado para asegurar su inversión y permitir que obtenga unos retornos maravillosos.

Cinco razones por las que invertir en bienes raíces en Venezuela

  1. Invertir en un activo en riesgo

Si está familiarizado con el mundo financiero, sabrá lo que es un activo en riesgo (distressedasset). Imagine un automóvil al que se le ha dañado su motor y su dueño no tiene dinero para repararlo. Usted puede comprarlo a precio de gallina flaca, repararlo y luego venderlo y obtener maravillosos beneficios.

Invertir en Venezuela es así. Se trata de tener un poco de resiliencia y paciencia, comprar a un precio incomparable y obtener grandes beneficios en unos años.

  1. Retornos de inversión de más de 500 %

Así como en la Rusia postsoviética muchos inversionistas obtuvieron retornos de inversión de más de 1000 %, invertir en bienes raíces en Venezuela podría traer retornos de inversión de más de 400 %, y eso es apegándose a un cálculo relativamente conservador.

Si hay un cambio político o el régimen venezolano aplica un viraje económico similar al caso de China o Vietnam, los retornos podrían ser incluso mayores.

  1. Increíbles oportunidades de inversión

Venezuela fue alguna vez una potencia ganadera y pesquera. Hoy día, muchas de estas instalaciones están abandonadas o disminuidas. Pero esto significa que usted podría adquirir grandes fincas agropecuarias por un precio nunca antes visto, reactivarlas, ponerlas a producir y obtener un maravilloso retorno de inversión volviéndola a vender en menos de una década.

  1. Mucho más que holding

Podría parecer que adquirir un espacio comercial en Venezuela implicaría una mera estrategia de holding, pero no es el caso. Los retornos anuales de un espacio de oficina en Venezuela están entre el 6 y 12 %. Esto es una cifra de primer nivel y significa que su inversión no depende exclusivamente de esperar a que la situación en Venezuela mejore. Hoy día puede obtener grandes ganancias de su inversión.

  1. Sin inconvenientes por sanciones

La inmensa mayoría de los inmuebles en Venezuela no entran dentro del marco de sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Es probablemente el mercado más seguro para invertir en Venezuela desde el punto de vista legal y con la asesoría que podemos ofrecerle en Mundo, usted tendrá una inversión asegurada legal y financieramente sin incurrir en ningún tipo de sanciones ni inconvenientes legales.

Navegar el marco jurídico venezolano

Saber manejarse en el complejo marco jurídico de Venezuela es un activo necesario para todo inversionista que busque aprovechar las bondades de esta mina de oro de país.

Cuando se trata de Venezuela, lo primero que hay que destacar es que es un país de corte socialista, donde todo tipo de controles abundan, tales como:

  • Prohibición de despido de trabajadores y limitaciones de contratación de extranjeros.
  • Regulaciones de precios y cantidad de venta por persona de productos.
  • Regulaciones de porcentaje de ganancia sobre los productos y servicios.
  • Regulaciones en materia de control de cambio.

Hay que tomar en consideración que existe una serie de regulaciones a nivel internacional que restringen el margen de negociación y celebración de transacciones, inversión, contratación y financiamiento cuando se trate de Venezuela en las ya mencionadas sanciones aplicadas por el gobierno norteamericano.

El correcto manejo del alcance de las sanciones de los EE. UU. hacia Venezuela es esencial para todo inversionista con intereses o con contactos en EE. UU.y que decida diversificar su portafolio de inversiones incluyendo activos venezolanos.

Adquirir un inmueble en Venezuela es relativamente sencillo, sin embargo, uno de los elementos preliminares a tomar en consideración es que resulta necesario la tramitación de una visa de negocios en el consulado más cercano que tenga el inversionista para visitaro poder realizar transacciones en Venezuela.

Esto no significa que usted deba presentarse personalmente en Venezuela. En la mayoría de los casos usted podrá adquirir su inmueble sin necesariamente viajar al país.

Simplemente deberá otorgar un poder de representación a uno de nuestros expertos en Venezuela para todo lo que respecta la tramitación de la adquisición de su propiedad.

Es importante tener en cuenta también que existen determinados inmuebles que requieren de la aprobación de la Guardia Nacional o algún otro organismo de seguridad de corte militar. Esta situación resulta un factor de riesgo importante a tomar en consideración y que es mejor revisar su conveniencia caso por caso. Zonas turísticas, como la Isla de Margarita, suelen entrar dentro de estos territorios especiales.

¿Quiénes somos y qué podemos hacer por usted?

En Mundo Offshore, de la mano con NTL, tenemos 25 años consiguiendo soluciones hechas a la medida para inversionistas alrededor del mundo.

Por esto, ofrecemos amplísimos servicios de inversión, banca, fideicomisos, inmigración y mucho más, en todo el mundo.

Sabemos que una de las inversiones favoritas de nuestros clientes son los activos en riesgo.

Y Venezuela en su totalidad es un gran activo en riesgo.

Aquellos con la asesoría adecuada, la resiliencia y la valentía de invertir en el futuro de Venezuela obtendrán el negocio de sus vidas.

Y en Mundo, estamos para ofrecer nuestra experticia de primer nivel para que usted pueda obtener ingresos nunca vistos.

Nuestros expertos en Venezuela trabajan con agentes de bienes raíces de primer orden y tienen la experticia necesaria para navegar el complejo marco jurídico venezolano de forma que su inversión esté asegurada y garantizar que no incurra en ningún tipo de sanciones.

Por eso, tenemos a disposición inmediata inmuebles como:

  • Hoteles en todo el territorio venezolano.
  • Centros comerciales en las ciudades más importantes de Venezuela.
  • Edificios y conjuntos residenciales, construidos y en construcción, en diversas ciudades.
  • Haciendas para producción agropecuaria.
  • Haciendas con potencial para el cultivo y producción de camarones.
  • Terrenos de inmejorable ubicación, de todo tipo de tamaño y para todo tipo de uso (residencial, comercial, o de oficina).

Pero viendo el complejo panorama venezolano, entenderá que no es tan sencillo como simplemente revisar un portafolio de potenciales inversiones y adquirir un inmueble atractivo.

Usted necesita un experto de primer nivel que pueda ayudarle a navegar cada uno de los pasos de su inversión en bienes raíces en Venezuela.

Por esto, algunos de los servicios que ofrecemos son:

  • Captación y canalización legal de la inversión extranjera en Venezuela.
  • Representación comercial ante los entes públicos correspondientes para todo tipo de industria. Este servicio es particularmente importante debido a la omnipresente regulación Estado venezolano en casi todos los sectores de la economía.
  • Asesoría para la evaluación, planificación, estructuración, documentación y ejecución de la adquisición de inmuebles.
  • Asesoría inmobiliaria.
  • Asesoría para la planificación, estructuración, documentación, ejecución y protección de operaciones de arrendamiento en Venezuela. Esto es fundamental tomando en cuenta el complejo marco legal de los contratos de arrendamiento en Venezuela. Nuestra asesoría cubre desde la celebración de un simple contrato de arrendamiento hasta el manejo de las implicaciones legales de la administración de múltiples arrendamientos.
  • Cualquier otro servicio relacionado con el cumplimiento de exigencias legales y regulatorias necesario para llevar a cabo proyectos e inversiones en general.

Invertir en bienes raíces en Venezuela tiene un potencial sin igual en el mundo entero. ¿Qué espera? ¡Contáctenos ahora!