A pesar de su reducido tamaño, la Federación de San Cristóbal y Nieves ofrece enormes beneficios para los inversionistas alrededor del mundo. Este pequeño país está formado por dos islas ubicadas a 210 millas al sureste de Puerto Rico, y cuenta con una población de aproximadamente 55 000 habitantes, siendo el inglés el idioma oficial. Las tres cuartas partes de la población vive en San Cristóbal.

San Cristóbal y Nieves fue colonia inglesa hasta el año 1967, y luego pasó a ser un estado asociado al Reino Unido. En 1983, San Cristóbal declaró su independencia definitiva del estado británico.

De acuerdo a lo estipulado en su Constitución, la asamblea nacional de la Federación es el organismo a cargo de promulgar las leyes. Cada isla, sin embargo, tiene también su propia asamblea legislativa, la cual puede establecer leyes vinculantes aplicables en la isla.

Luego de la declaración de la independencia, la Federación se desarrolló como centro financiero, siguiendo cada una de las islas distintos caminos. En el año 1984, Nieves se posicionó ventajosamente en comparación a su vecina San Cristóbal, estableciendo normativas que autorizan la fundación de compañías internacionales, de LLCs (Limited Liability Company), y normativas referentes a fideicomisos internacionales. Todas estas corporaciones están exentas de impuestos sobre la ganancias, corporaciones, donaciones, propiedades, herencia, sucesión, timbres, y ganancias generadas en el extranjero.

San Cristóbal también estableció su propia legislación en el año 1996, sin embargo el modelo financiero de su vecina Nieves ha sido más exitoso.

El éxito de Nieves se debe a muchos factores pero principalmente a uno: sus leyes altamente proteccionistas y la flexibilidad de las mismas, en relación a las compañías LLC.


Nieves cuenta con una de las legislaciones de LLC más fuertes del mercado gracias a los siguientes factores:

1-Los procesos judiciales fuera de la jurisdicción de Nieves en contra de una compañía LLC o cualquiera de sus miembros, dueños o directivos, no tienen validez. Esto significa que los potenciales acreedores deben iniciar un proceso dentro de la isla, bajo la legislación local. Entre otras cosas, la ley de Nieves requiere que el acreedor pruebe su acusación “más allá de toda duda razonable”. En la mayoría de los estados de EE.UU., por el contrario, se utiliza el concepto de “preponderancia de la evidencia”, lo que beneficia a los acreedores. Bajo este modelo, el acreedor necesita demostrar que tiene evidencia válida en solo un 51% para poder ir a juicio.

2-En Nieves pagan los que pierden. El perdedor de la disputa debe hacerse cargo de los gastos legales de la parte ganadora del conflicto. El demandante debe emitir un bono por $37 000 aproximadamente, con el fin de cubrir los gastos legales del demandado, siempre y cuando el fallo sea a favor de este último.

3-La orden de embargo es la única acción legal a disponibilidad del acreedor, la cual le otorga el derecho de recibir compensaciones a futuro. Los acreedores de miembros individuales de la empresa no pueden forzar la liquidación de la compañía LLC. Por último, dado que las leyes de los EE.UU. no son viables en Nieves, la protección contra órdenes de embargo es más fuerte en la isla que en cualquier estado norteamericano.


Programas de residencia por inversión

En el año 1984, la asamblea nacional decretó la primera ley de residencia por inversión. Esta norma abrió las posibilidades de adquirir el pasaporte de San Cristóbal y Nieves con la sola compra de un inmueble dentro del territorio insular.

El pasaporte de San Cristóbal y Nieves permite viajar a más de 150 países sin necesidad de visa.

En el 2005 la producción de caña de azúcar llegó a su fin en la jurisdicción en cuestión, lo que dio lugar a una nueva opción de residencia, ampliando aún más las posibilidades. En otras palabras, bajo esta nueva norma, los solicitantes pueden acceder a la ciudadanía por medio de una contribución a la Fundación de Diversificación de la Industria Azucarera (SIDF por sus siglas en inglés), organización creada con el fin de compensar a la mano de obra desplazada como consecuencia de la terminación de esta industria.

Ambas opciones siguen vigentes hasta la fecha, y mientras otros programas de residencia por inversión han fracasado, el de la Federación de San Cristóbal y Nieves, sigue firmemente en pie desde 1984, siendo uno de los programas más respetados a nivel mundial. Cabe destacar que el pasaporte de la Federación trae consigo el beneficio de viajar sin visa o de tramitar una “visa upon-entry” en casi 150 países, incluidos los 28 países miembros de la Unión Europea.


Programa especial de residencia San Cristóbal y Nieves, vigente hasta marzo de 2018


La calma después de la tormenta

Tras el paso del huracán Irma, San Cristóbal y Nieves ha lanzado un nuevo programa de residencia por inversión.

En septiembre de 2017, los huracanes Harvey, Irma y María devastaron la región del Caribe. Irma y María fueron huracanes de categoría 5, y ambos pasaron a solo 60 millas de la Federación, dejando tras de sí devastadoras consecuencias. A pesar de que San Cristóbal y Nieves no ha sido una de las jurisdicciones más afectadas, de igual manera muchos hogares y edificios comerciales se vieron seriamente perjudicados.

Llegada a su fin la temporada de huracanes, poco tiempo después se estableció en la Federación un Fondo de Asistencia a los Damnificados por el Huracán (HRF por sus siglas en inglés). Bajo este programa, los interesados pueden adquirir la ciudadanía mediante una tarifa especial por tiempo limitado. Hasta marzo de 2018, con una contribución de solo $150 000 es posible acceder a la ciudadanía de esta jurisdicción, beneficio extensible al cónyuge y a dos dependientes que califiquen bajo los requisitos del programa.

Por último, el programa de ciudadanía por inversión de San Cristóbal y Nieves fue declarado el mejor de la región en el año 2017.


Contáctenos y solicite una consulta personalizada y gratuita acerca de todos nuestros servicios.