El estado de Nueva Jersey aumenta sus impuestos y firma su sentencia de muerte

//El estado de Nueva Jersey aumenta sus impuestos y firma su sentencia de muerte

Hace dos años, el residente más rico de Nueva Jersey, el multimillonario de fondos de cobertura David Tepper, decidió trasladarse junto con su negocio a Miami Beach.

Tepper, quien había percibido más de $6 mil millones en ganancias personales de 2012  a 2015, estaba cansado  de pagar las altas tasas (8,97%) de impuesto sobre la renta durante los 20 años que vivió allí, además de los impuestos aún más altos sobre la propiedad, mobiliario y sucesiones.

Al mudarse a Florida, un estado SIN  impuesto sobre la renta, Tepper se recuperó, ahorrando cientos de millones de dólares cada año. Y, como beneficio adicional, se encuentra viviendo en el Estado del Sol.

Cualquier persona con un mínimo de sentido común habría reconocido la posibilidad de que un personaje como Tepper considerara la opción de mudarse para ahorrar unos cientos de millones de dólares.

Pero Nueva Jersey, conforme con explotar a sus multimillonarios para obtener ingresos fiscales, fue tomada completamente por sorpresa.

Y la partida de Tepper dejó un enorme vacío en su presupuesto.

Reflexione sobre lo siguiente: la partida de UNA sola persona ocasionó grandes problemas para el presupuesto de Nueva Jersey.

Y Tepper no fue el único que en irse.

De acuerdo con la Asociación de Industria y Comercio de Nueva Jersey, dicho estado perdió la enorme cantidad de 2 millones de residentes entre los años 2005 y 2014, cuyas ganancias combinadas suman un total de $ 18 mil millones en ingresos brutos ajustados netos, es decir, ingresos que habrían sido gravados por el estado.

Así pues, no solo los grandes del mundo están cansados de pagar impuestos tan altos, también lo están el asalariado común así como el pequeño empresario.

El 60% de estas personas se trasladaron a Florida, estado cuyo impuesto es cero.

Entonces, el mensaje de los habitantes de Nueva Jersey (bueno, ahora ex residentes) es muy claro: los impuestos en este estado son muy elevados.

Ahora, ¿qué está haciendo Nueva Jersey para resolver este problema?

En vez de hacer que el estado sea más amigable con las personas productivas y los comerciantes, Nueva Jersey decidió aumentar los impuestos de las personas más débiles que aún permanecen dentro de su territorio (por ahora).

En Nueva Jersey, las personas sujetas al pago de impuestos que ganen más de $5 millones ahora pasarán de 8,97% a pagar 10,75%.

Y la tasa corporativa para comercios con más de 1$ millón de ingresos netos, aumentó de 9% a 11,5%.

Proporcionalmente, este es un aumento potencial del 27% en la cantidad de impuestos que una empresa podría pagar.

El aumento de impuestos dará a Nueva Jersey la cuarta tasa más alta de impuestos a la renta marginal de las personas y la segunda tasa corporativa más alta después de Iowa.

Esto es exactamente lo contrario de lo que este estado debería haber hecho.

“Según las estadísticas, un promedio de 60 000 californianos por año se trasladaron a Texas entre 2011 y 2015.”

 

Lamentablemente, Nueva Jersey no es el único estado que está persiguiendo a sus ciudadanos.

En los 12 meses previos al 01 de julio de 2017, el estado de Nueva York perdió
190 508 habitantes (lo cual representa una fuga total de 1 millón de personas desde 2010 – la cifra más alta de cualquier estado).

Y las personas también huyen en masa de la República Popular de California, y de su máxima tasa impositiva marginal del 13,3%.

Muchos de ellos están arribando a Texas, estado que también ofrece bajas tasas impositivas. Según las estadísticas, un promedio de 60 000 californianos por año se trasladaron a Texas entre 2011 y 2015.

Cualquier gobierno que, con el aumento de impuestos trate de conservar a sus habitantes productivos y de alto ingreso, es absolutamente insensato.

Evidentemente, no pagar el impuesto al estado es mucho más atractivo que pagar cualquier imposición tributaria y mucho menos si se trata de una tan alta como la de Nueva Jersey.

Por otro lado, se encuentra el caso de Puerto Rico.

Con el objetivo de atraer más habitantes productivos, Puerto Rico decretó una serie de incentivos que incluyen las leyes 20 y 22, las cuales permiten a las empresas que cumplan ciertas condiciones pagar un impuesto corporativo del 4% y que a las personas naturales NO se les apliquen impuestos sobre las ganancias de capital y dividendos, respectivamente.

Recientemente, en un evento en San Juan, se recibieron a los miembros Total Access (el nivel más alto de membrecía). El Secretario de Estado, el de Comercio y Desarrollo Económico, y otros máximos funcionarios del gobierno se hicieron presentes en esta ocasión.

El Secretario para el Comercio y Desarrollo Económico expresó que las solicitudes de incentivos fiscales han aumentado más de 100% año tras año. Y esto apenas comienza.

Desafortunadamente, la postura de Puerto Rico no es común.

Lo común, como se evidenció con Nueva Jersey, es mantener la presión hasta expulsar a todos los contribuyentes. Los gobiernos han hecho esto por miles de años, incluso antes del Imperio Romano.

Sin embargo, Nueva Jersey pronto aprenderá que sus habitantes no están atados a la tierra como los siervos medievales en el sistema feudal. Los gobiernos aun mantienen esta visión anticuada, sin darse cuenta que es una visión obsoleta.

Los norteamericanos que desean evadir impuestos de forma legal pueden trasladarse a Florida, Texas y el conjunto de otros estados que no tienen impuesto sobre la renta estatal.

Y para aquellos que deseen evitar legalmente el impuesto a la renta federal, existe la posibilidad de mudarse a Puerto Rico.

Ciudadanos de otras nacionalidades, incluyendo la canadiense, británica, australiana, entre otras, también pueden minimizar su carga impositiva de forma legal reubicándose en el extranjero, en un lugar como Panamá o en algunas de las jurisdicciones del Caribe. Esto es posible gracias a los convenientes programas de ciudadanía por inversión que Mundo Offshore ofrece.

Y dado lo interconectado que está el mundo, dicha reubicación no implicaría ningún problema para sus empresas.

En pleno 2018, los negocios pueden existir completamente online. Es posible generar ingresos residiendo en un lugar,  atendiendo a los clientes en otro, y subcontratando empleados en un tercer lugar.

Y, de ser necesario, siempre se puede subir a un avión y luego hallarse en el otro lado del planeta a la mañana siguiente para una reunión personal.

Así es el mundo globalizado. Los ciudadanos ya no son siervos medievales, sino que tienen muchas opciones diferentes.

Es triste que Puerto Rico sea uno de los pocos lugares que haya entendido esto.

La realidad es que Puerto Rico tuvo que tocar fondo financieramente antes de aplicar estos cambios drásticos.

Dadas las circunstancias, es muy probable que Nueva Jersey siga por el mismo camino.

Consulta gratuita
2018-08-14T10:33:18+00:00agosto 21st, 2018|Categories: CRS y Asuntos Fiscales|Tags: , , |