Por Luigi Wewege

Muchos estadounidenses buscan opciones bancarias en el extranjero para reducir la erosión fiscal. Incluso si ese es su objetivo, es importante seguir estando al día con los impuestos.

A pesar de que encontrar formas legítimas de reducir los impuestos es una estrategia inteligente, es importante siempre cumplir con las leyes y regulaciones. Sin embargo, a veces es difícil saber cómo cumplir con todas las normas. Ya sea que usted viva en el extranjero, tenga una cuenta bancaria en el extranjero o dirija un negocio internacional, éstos son algunos de los consejos más importantes para asegurar el cumplimiento en todas las áreas de las finanzas personales y corporativas.

¿Vive y trabaja en el extranjero?

Si usted es estadounidense pero vive y trabaja en el extranjero, entonces sus requisitos de impuestos son en gran medida los mismos que los de cualquier otro estadounidense. Dondequiera que resida, sus ingresos están sujetos a impuestos por parte del IRS. Cada año, en abril, usted deberá presentar y pagar sus impuestos sobre la renta. Sin embargo, hay algunas prórrogas disponibles. A los residentes en el extranjero se les concede con frecuencia una prórroga de dos meses si así lo solicitan.

Ahora, imagínese que usted es un estadounidense que vive en el extranjero y gana un ingreso en el extranjero. Tanto si vive en Alemania como en Hong Kong, es posible que ya esté pagando el impuesto sobre la renta en su país de residencia. Esa es una buena noticia, porque los estadounidenses pueden solicitar la exclusión de los ingresos provenientes del trabajo en el extranjero (FEIE, por sus siglas en inglés).

La exclusión de los ingresos provenientes del trabajo en el extranjero está diseñada para evitar que los estadounidenses paguen el impuesto sobre la renta dos veces: una vez en el país de residencia y otra vez en los Estados Unidos. Cuando presente sus impuestos sobre la renta en los Estados Unidos, no olvide presentar pruebas de los impuestos sobre la renta pagados en su país de residencia.

El primer importe de 100 800 dólares de sus ingresos ya gravados en el extranjero no estará sujeto a impuestos sobre la renta en los Estados Unidos. Ese monto aumenta cada año, así que verifique cuándo presenta sus impuestos y averigüe cuál es el límite actual para la FEIE.

¿Está usted jubilado y vive en el extranjero? 

Si usted está jubilado y vive en el extranjero, cualquier ingreso que reciba todavía estará sujeto a impuestos por parte del gobierno de los Estados Unidos. En la medida en que usted retenga su ciudadanía de los Estados Unidos, será responsable del impuesto sobre la renta pagado al IRS.

De cualquier manera, el impuesto sobre la renta que usted paga como jubilado residente en el extranjero es el mismo que un jubilado pagaría en los Estados Unidos. Por lo tanto, dirigirse a una ubicación en el extranjero es neutral desde el punto de vista fiscal, pero aun así se puede beneficiar de vivir en un lugar con un costo de vida más bajo que en Norteamérica.

La exención fiscal sobre los ingresos ganados en el extranjero se aplica también a los estadounidenses que están jubilados. Si usted tiene una pensión u otra forma de ingreso pasivo, eso podría estar sujeto a impuestos en la nación donde usted reside. Afortunadamente, eso no será gravado de nuevo, hasta el límite del umbral, bajo la exclusión de los ingresos provenientes del trabajo en el extranjero.

Tenga en cuenta que si usted vive en un país extranjero con un programa específico para jubilados, como el Programa de Personas Retiradas Calificadas de Belice, es posible que no tenga que pagar impuestos sobre la renta de sus beneficios de jubilación dentro del país de Belice. En ese caso, usted no calificará para la exención de ingresos provenientes del trabajo en el extranjero dentro de los Estados Unidos.

¿Dispone de una cuenta bancaria en el extranjero?

No hay problemas con que los norteamericanos opten por tener cuentas bancarias en el extranjero. De hecho, muchos estadounidenses prefieren realizar operaciones bancarias en el extranjero para diversificar sus intereses financieros, reducir los gastos generales y proteger sus activos.

Un número creciente de estadounidenses están preocupados por FATCA, o la Ley de Cumplimiento de Impuestos de Cuentas Extranjeras (Foreign Account Tax Compliance Act). Aunque hay mucha discusión sobre FATCA, no tendrá un impacto significativo en usted como titular de una cuenta individual.

FATCA es una ley que requiere que los bancos internacionales revelen información sobre los titulares de cuentas bancarias internacionales y sus activos. Afortunadamente, la mayor parte de esa divulgación es responsabilidad del banco, no de usted. Sin embargo, usted necesita estar preparado para una solicitud de cuenta más intensiva que en décadas pasadas.

Una vez que usted proporcione a su banco internacional los detalles de su identidad y residencia, ellos suministrarán esa información a los Estados Unidos y al IRS. Vale la pena señalar que algunos bancos internacionales optan por no participar en FATCA, lo que significa que los estadounidenses no pueden obtener legalmente cuentas bancarias a través de ellos. Esto es un hecho poco frecuente, ya que la mayoría de los bancos acreditados y legalmente establecidos en todo el mundo cumplen con la ley FATCA.

Grindelwald - Suiza

La exclusión de los ingresos provenientes del trabajo en el extranjero está diseñada para evitar que los estadounidenses paguen el impuesto sobre la renta dos veces: una vez en el país de residencia y otra vez en los Estados Unidos.

¿Es usted dueño de una propiedad internacional?

 Si usted es dueño de una propiedad en el extranjero, es probable que deba tratarla como cualquier otro activo. Sin embargo, una diferencia clave es si usted obtiene dinero de dicha propiedad. Esto es muy común, especialmente si usted es dueño de una casa de vacaciones que también alquila por algunas semanas o meses cada año. Los ingresos por alquiler que genere tendrán que ser tratados como cualquier otro ingreso. De este modo, también califica para la exclusión de los ingresos provenientes del trabajo en el extranjero.

La propiedad internacional todavía puede depreciarse, y usted puede beneficiarse de cualquier depreciación o gastos asignados para mejorar la propiedad. Mientras no sea su residencia principal, cualquier gasto es un costo de operación y, por lo tanto, es deducible de impuestos en los Estados Unidos.

Una ventaja adicional que podría valorar es que, en algunos casos, ir a inspeccionar su propiedad en el extranjero se clasifica como un gasto comercial viable. Por lo tanto, el ir a su casa de alquiler en las playas de Belice puede ser deducible de impuestos, en caso de que la propiedad también se utilice para alquileres y necesite ser revisada por el propietario periódicamente.

Benefíciese de los Activos Offshore

Vivir o realizar operaciones bancarias en el extranjero puede proporcionar muchos beneficios financieros. Es importante entender qué requisitos son necesarios para asegurarse de que cumple con todas las leyes y regulaciones, tanto en su jurisdicción offshore como en su país de residencia y ciudadanía. Trabaje sólo con bancos y expertos financieros de buena reputación que sepan lo que se necesita para que usted obtenga los mayores beneficios de las inversiones y activos en el extranjero, y al mismo tiempo cumplir con las normas.

Contáctenos para recibir una consulta gratuita con nuestros expertos.


Luigi Wewege es el vicepresidente de uno de los bancos más prestigiosos de Belice. Ha publicado el libro “The Digital Banking Revolution” y también ha sido coautor de una investigación presentada ante el Congreso de los EE.UU. Además de escribir para Mundo Offshore Luigi es instructor de la escuela FinTech y orador en el Silicon Valley Innovation Centre. Posee un diploma con especialización en negocios internacionales y una triple maestría en Finanzas, Negocios Internacionales y Administración de la universidad de Missouri-St. Louis.

Envíenos su consulta