¿Cómo Asegurar La Eficiencia Fiscal De Un Negocio Internacional?

Cuando se trata de la optimización fiscal de un negocio, lo primero de que se acuerda es la reducción del impuesto sobre los ingresos de la empresa. Pero es una pequeña parte de oportunidades, aparte de que la están tratando de aniquilar a nivel internacional. Las actividades contra el offshore y otros Estándares de la OCED impiden el empleo de las acostrumbradas y sencillas soluciones.


Eso no significa, que ho hay otros métodos de ahorrar impuestos. Y eso se hace legalmente. Sólo hay que comprender, dónde buscarlos.

Aparte del impuesto corporativo, cada propietario de negocio, que sueña con crear una estructura que sea fiscalmente eficiente, tiene que tomar en consideración los impuestos sobre inmuebles, sucesiones, ganancias de capital, e incluso el impuesto sobre la riqueza. En otro caso el ahorro de varios por ciento en el offshore sería sobrepasada por otros pagos de sobra.

Impuesto sobre inmueblesscreen-shot-2016-09-13-at-15-35-52

La mayoría de los países del mundo ha introducido impuestos sobre inmuebles. Hay sólo unos varios que permiten a la gente la verdadera posesión de su propio inmueble (es decir, no pagar el “alquiler” al estado).

Y con todo eso, no se puede trasladar todo el inmueble a los países así. Sin embargo, hay que tener en cuenta este aspecto en la planificación fiscal. Según el tipo de inmueble: vivienda, comercial, o tierra, las tasas de impuestos son diferentes. Además, varios países han implementado una regla, que considerablemente sube el impuesto sobre vivienda, si nadie está declarado viviendo o en efecto viviendo en ella.

Otro problema a propósito de inmueble es el impuesto sobre las ganacias de capital. Es una forma de impuesto sobre beneficios, que es pagado tanto por empresas como por personas privadas, si su propiedad encarece. Normalmente el término “ganacias de capital” se aplica a tales activos, como acciones y cuotas de capital, pero hay casos cuando se trata de inmuebles.

Por lo menos, eso pasa cuando uno quiere vender una casa, una planta, una tierra. El impuesto está basado en el precio de mercado y se calcula de la diferencia entre el precio de compra y de venta. De modo que si hace 20 años provechosamente compró un pedazo de tierra en un suburbio por 2,000 dólares, y ahora quiere venderlo por 100,000, porque ya está en un barrio residencial (ciudades van creciendo), el impuesto sobre ganancia de capital será basado en la suma 98,000 dólares.

Este impuesto puede alcanzar altos valores en diferentes países, que son populares entre los inversores de España, Franci y Gran Bretaña. La tasa varía de 16% a 35% e incluso a 40%.

En otras palabras, del lucro de casi 100,000 hará que pagar de 16 a 40 mil por nada a las autoridades.

screen-shot-2016-09-13-at-15-28-52

Impuesto sobre sucesiones

En mayoría de los casos la tasa del impuesto sobre sucesiones es progresiva, es decir, crece a medida que crece la suma de la misma herencia. La tasas son altas en muchos países: en Gran Bretaña la suma hasta 325,000 libras esterlinas está exenta de impuesto, pero para mayores sumas el impuesto es de 40%.

Si ha heredado un apartamento en Londres, va a pagar decenas o centenas de mil como impuestos.

Prácticamente toda clase de activos se somete a impuestos. Sin embargo, hay países donde no hay impuestos sobre sucesiones (si formularlo con reservas). Por ejemplo, en Russia a partir del 2006 la sucesión testamentaria está exenta de impuestos (a excepción de obra literaria, artística o científica, patentes industriales y invenciones, objetos de arte).

En todo caso hay que estructurar sus activos y tener una idea clara ¿cuánto y en qué caso van a pagar los herederos? O vice versa ¿cómo defenderlos de herederos?

Y aunque Churchill llamó el impuesto un medio de prevención contra la formación de una clase rica holgada, según muestra la práctica, los herederos en cualquier caso hechan el caudal de sus antepasados por la ventana. Por eso los millonarios rusos, y no sólo ellos, desconfían de sus herederos.

Impuesto sobre la riqueza

ipCuanto más ganas, tanto más pagas: así es la lógica de muchos países y gobiernos contemporáneos. El caso más célebre es Francia, que había propuesto una tasa de 90% sobre la riqueza de los que poseen muchos activos o tienen un ingreso de más de un millón de euros por año.

Medidas análogas, aunque no tan extremas, se toman en muchos países. Lo alcanzan por medio de una escala progresiva de impuestos sobre las ganancias o un impuesto especial sobre la riqueza. Y aunque ese último no sea grande, esos 3-5% se entregan gratis al estado que en la mayoría de los casos no hace pasos serios en adelante para apoyar el business o crear empleos que a su turno como regla son la fuente de grandes fortunas, y no las herencias.

Por eso, al eligir la estructura de su negocio internacional y de su sistema de protección contra las manos ávidas, no se olvide de un impuesto así. En conjunto con otros precisamente este puede ser el fósforo que va a quebrar la espalda al camello.

Cómo asegurar la eficiencia fiscal de un negocio internacional

Para hacer su negocio fiscalmente eficiente, en primer turno hay que acordarse de que el uso de los offshores, midshores, cuentas bancarias o empresas extranjeras es legal y admisible.

A pesar de todos los esfuerzos de los medios de declarar los offshores fuera de la ley, el hecho no es así.

Por otro lado, hay que darse cuenta de que no hay una solución universal para todas las contingencias. Si uno alcanza una anonimidad, no tendrá un acceso fácil a los giros rápidos por todo el mundo. Si obtiene una provechoso esquema de impuestos corporativos, no podrá ahorrar en trámites de papeleo.231_employee-training

Es de entender que la eficiencia se alcanza por un conjunto de medidas, reunidas por un objetivo común. Una empresa offshore en Nevis junto con una cuenta bancaria en Singapore que paga una parte de dividendos a una fundación en Lichtenstein: es sólo un ejemplo de una estructura posible.

Según los objetivos planteados, la estructura va a ser diferente. Las realidades de hoy exigirán opciones nuevas.

Para tener una idea clara de qué hacer son necesarios especialistas con experiencia, los que abren empresas, cuentas bancarias, que consederan su estado de residente y ciudadanía. Hoy en día todos esos elementos se entrelazan en un conjunto. Si el conjunto está formado correctamente, multiplica la efectividad fiscal.  Y si no, provoca ansiedad hacia el futuro.

A ver ¿qué es lo que elige?

Para consultarse diríjase: [email protected] 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo Offshore