La residencia por inversión en bienes raíces con Mundo Offshore es un proceso más largo que el de residencia por donación, sin embargo, ofrece más beneficios a largo plazo. La residencia por inversión en bienes raíces es la opción ideal para quiénes no están apurados en recibir su ciudadanía, y que además quieren aprovechar la inversión para generar ganancias.

Aquellos que deseen aplicar al programa de residencia por inversión en bienes raíces, deberán en primer lugar entrar en contacto con un agente inmobiliario que ofrezca una propiedad adecuada al precio más conveniente posible.

El contrato de compra-venta será contingente, y no se hará efectivo hasta que la solicitud de ciudadanía esté aprobada. Sin embargo, el solicitante deberá depositar el dinero como garantía para poder iniciar el trámite de residencia.

Una vez aprobada la ciudadanía, los fondos se transferirán al vendedor, y el comprador no podrá vender el inmueble por un plazo de cuatro o cinco años, dependiendo de la jurisdicción.

Además de haber obtenido una segunda ciudadanía, usted habrá hecho una inversión de la cual no se arrepentirá. Nuestras jurisdicciones tienen una gran actividad turística, lo que hace del mercado inmobiliario en estos países una inversión libre de riesgos. Mediante el alquiler de su nueva propiedad, usted podrá disfrutar de los dividendos que ésta le provee, y eventualmente, podrá venderla.