1. ¿Arreglará la Fed las tuberías?

La Reserva Federal llevará a cabo otra operación repo diaria para aliviar la con tensión continua en los mercados de financiación de Estados Unidos, ya que a Wall Street le preocupa cada vez más la falta estructural de liquidez.

El presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, comparece y podría añadir más detalles a las declaraciones bastante vagas del presidente Jerome Powell del miércoles, cuando el banco central parecía creer todavía que el problema se resolvería en un par de días.

2. Las protestas medioambientales barren el mundo

La semana que viene se celebrará un día mundial organizado de protestas por la cuestión del cambio climático antes de la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, atrayendo grandes multitudes en Australia, India, Tailandia y otros lugares.

Varias empresas y Gobiernos han programado iniciativas políticas coincidiendo con las protestas, en particular Amazon.com, que a última hora del jueves dio a conocer sus planes para abordar el tema de su huella de carbono haciendo un pedido de 100.000 vehículos de reparto eléctricos de la startup Rivian. La compañía había llevado a cabo una ronda de financiación de 700 millones de dólares para Rivian a principios de este año.

 3. Wall Street apunta a una apertura al alza

Los mercados bursátiles de Estados Unidos están listos para otra carrera y registran nuevos máximos históricos en un contexto de crecientes esperanzas de resultados positivos de la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

A las 12:00 horas (CET), el contrato de futuros del Dow sube un 0,3% o 70 puntos mientras que los futuros del S&P 500 suben también un 0,3% —a menos de un 1% de sus máximos históricos. Los futuros del Nasdaq 100 suben en sintonía con los indicadores de la industria.

4. Noticias dispares sobre el comercio

Las conversaciones comerciales entre funcionarios de nivel medio de Estados Unidos y China parecen estar avanzando, preparando el terreno para que las negociaciones entre los altos cargos se reanuden a principios del mes que viene.

La Administración estadounidense ha dicho que los delegados chinos se quedarán en Estados Unidos la semana que viene para visitar las áreas agrícolas, añadiendo algunos detalles incrementales al entorno positivo. Aun así, el punto decisivo sigue siendo las declaraciones del secretario de comercio Wilbur Ross del jueves que afirmaba que «es más complicado que simplemente comprar un poco más de soja”.

5. Sube la libra ante las esperanzas del Brexit

La libra esterlina registra máximos de dos meses frente al dólar y máximos de cuatro meses frente al euro ante la esperanza de que se pueda evitar un Brexit desordenado después de que el presidente saliente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijera a Sky News que es posible un acuerdo entre ambas partes.

Sin embargo, aquí también persisten algunas sospechas de que las esperanzas estén adelantándose a los acontecimientos. No es probable que el Reino Unido presente ninguna propuesta jurídicamente vinculante para romper el estancamiento hasta después de la conferencia del Partido Conservador a finales de septiembre.

Grindelwald - Suiza

Los mercados bursátiles de Estados Unidos están listos para otra carrera y registran nuevos máximos históricos.

Expectativas de acuerdo se desvanecen luego que China cancela visitas agrícolas en EEUU

Un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China parecía más lejano el viernes después de que funcionarios de Pekín cancelaron inesperadamente visitas a granjas de Montana y Nebraska, durante el segundo día de conversaciones comerciales en Washington.

Los funcionarios chinos iban a visitar las granjas la próxima semana como un gesto de buena voluntad, pero cancelaron los planes para retornar a su país antes de lo previsto, dijeron a Reuters organizaciones agrícolas de ambos estados.

La noticia se conoce después de que Estados Unidos levantó aranceles sobre más de 400 productos provenientes de Pekín.

La Embajada china y el Departamento de Agricultura estadounidense no respondieron inmediatamente a solicitudes de comentarios.

Los principales índices de Wall Street cayeron con fuerza ya que la noticia apagaba expectativas de éxito de las negociaciones comerciales.

La soja y otros granos, además de los precios a futuro del ganado en Chicago, se hundieron, ya que se desvanecían las esperanzas de que China acelere las compras de productos agrícolas estadounidenses. China es el mayor mercado mundial de carne de cerdo y el mayor importador de soja.

Los negociadores de ambos países sostienen dos días de conversaciones que se esperaba se centrarían en gran medida en la agricultura y que sienten las bases para conversaciones de más alto nivel a principios de octubre, las que determinarán si los países están camino a una solución o a la imposición recíproca de aranceles más altos.

Más temprano, el presidente Donald Trump dijo durante una conferencia de prensa con el primer ministro australiano, Scott Morrison (LON:MRW), que Estados Unidos está cobrando miles de millones de dólares por los aranceles impuestos a los productos chinos y que el total pronto alcanzaría los 100.000 millones.

La decisión de China de comprar más productos agrícolas no sería suficiente, dijo Trump. «Buscamos un acuerdo total. No busco un acuerdo parcial», afirmó el mandatario, agregando que no necesita que el pacto se cierre antes de las elecciones presidenciales del 2020.

Sin embargo, las partes siguen enfrentadas en cuestiones que son la base de su disputa comercial, incluyendo que Estados Unidos haya declarado que algunas empresas estatales chinas son un riesgo para la seguridad nacional y la negativa de Pekín a modernizar su modelo económico y eliminar los subsidios a empresas estatales.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos emitió tres avisos eximiendo de aranceles a una amplia gama de productos en respuesta a solicitudes de empresas locales que argumentaron que los gravámenes causarían dificultades económicas.

Los 437 productos exentos incluyen placas de circuito impreso para procesadores de gráficos por computadora, collares para perros, pisos de madera laminada y luces navideñas en miniatura.

Fondos para aprovechar el filón del oro

Los fondos relacionados con la inversión en oro llegan a superar el 30% de rentabilidad en lo que va de año.

El oro es, sin duda, uno de los activos estrella de 2019. En lo que va de año acumula una rentabilidad superior al 15% y su precio, por encima de los 1.500 dólares por onza, ha marcado este verano máximos desde 2013.

Su carácter de activo refugio ha sido fundamental para la importante revalorización que acumula en el año. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, las tensiones geopolíticas y el temor a una recesión global han llevado a los inversores a buscar los activos considerados más seguros como la deuda alemana y el oro.

Es cierto que el precio del ha corregido cerca de un 4% desde los máximos de agosto, pero las incertidumbres están lejos de despejarse tras los ataques a las refinerías de Arabia Saudí. Desde la gestora Plus Capital Market reiteran esta misma semana su opinión favorable al oro: «El entorno de crecimiento global aún inestable, el riesgo relativamente grande de otra escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y las perspectivas de una mayor flexibilización monetaria por parte de los principales bancos centrales del mundo proporcionan un contexto fundamental favorable. La demanda de refugio seguro debería mantenerse fuerte, haciendo subir los precios al menos a corto plazo», argumentaban.

Los fondos relacionados con la inversión en oro presentan un excelente comportamiento en lo que va de año, con resultados que superan el 35% de revalorización.

El Schroder ISF Global Gold, de Schroders, invierte mayoritariamente en acciones de compañías relacionadas con la industria del oro y acumula una rentabilidad en el año superior al 40%. También invierte en oro y otros metales preciosos a través de acciones y fondos, pero no está expuesto a oro ni metales preciosos físicos, ni a través de contratos de futuros sobre productos físicos.

Con una revalorización cercana al 40% en 2019, el Franklin Gold & Precious Metals Fund, de Franklin Templeton invierte al menos el 80% de sus activos empresas de todo el mundo que extraen, procesan u operan con oro y otros metales preciosos como el platino, el paladio y la plata.

El Edmond de Rothchild Goldsphere, de Edmond de Rothchild AM invierte al menos el 70% de sus activos en el sector de la exploración, extracción, procesamiento y/o comercialización de oro. El fondo acumula en el año una rentabilidad superior al 38%.

Más del 36% se revaloriza el World Gold Expertise, de Lombard Odier. Su universo de inversión son las empresas que extraen oro, metales preciosos y piedras preciosas, pero no invierte físicamente en ellos.

Por encima del 35% de rentabilidad en el año se sitúan también fondos como el DWS Invest Gold and Precious Metal Equities, de DWS Investments, que invierte en acciones de empresas prometedoras cuyo campo de actividad es el sector de metales nobles, y el Amundi CPR Global Gold Mines, que invierte tanto en la industria minera del oro, como en otros metales preciosos o minerales, como la plata o el platino.

Alternativas

Los inversores, además de contar con la posibilidad de comprar oro físico, tienen a su disposición un buen número de ETFs o fondos cotizados que replican el comportamiento del precio del metal. Gestoras como iSharesUBS Lyxor cuentan con productos de estas características que en el año acumulan revalorizaciones de entre el 30% y el 40%. En algunos ETF las rentabilidades se disparan hasta superar el 90% al estar apalancados y multiplicar hasta por 5 el comportamiento del activo que replican.

Envíenos su consulta