1. Los futuros de EE. UU. apuntan al alza

Los futuros de Estados Unidos suben, ampliando el repunte anterior, la disputa comercial entre Estados Unidos y China sigue siendo el principal impulsor del mercado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo el viernes que los equipos de negociación comercial mantienen una comunicación efectiva en una sesión informativa diaria en Pekín, sin añadir información nueva, pero también manteniéndose firmes ante la sensación generalizada de reducción de las tensiones.

El aparente enfriamiento de las tensiones tanto en Pekín como en Washington ha hecho subir el Dow casi un 3% esta semana en un año en el que los constantes cambios en el enfrentamiento han provocado grandes vaivenes de las acciones.

2. El rendimiento de los bonos del Tesoro se apartan de mínimos históricos

La mejora del interés por el riesgo parece haber desactivado el reciente repunte de los bonos que ha hecho descender el rendimiento de los bonos hasta mínimos históricos esta semana.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense, que se negocian inversamente a los precios, aumenta en los casos de vencimiento a tres meses o más.

Pero la «temida» reversión de la curva de rendimiento, que algunos consideran señal de una futura recesión, se mantuvo intacta, con el rendimiento de los bonos a 10 años alrededor de 2 puntos básicos por debajo del de los bonos a dos años. A principios de la semana este margen alcanzaba niveles no vistos desde 2007.

 3. A la espera de datos de inflación, estado del consumo y actividad manufacturera

La actualización del estado del consumo de Estados Unidos y el ritmo de los precios al consumo que se publican a las 14:30 horas (CET) ayudará a los traders a evaluar si la ralentización de la economía global está empezando a penetrar en la economía de Estados Unidos y proporciona más información para que la Reserva Federal, «muy dependiente de los datos» evalúe cuánta flexibilización de la política monetaria hará falta en septiembre, si es que hace falta en absoluto. Los mercados confían en que se llevará a cabo un recorte de un cuarto de punto.

Todo apunta a que la medida favorita de inflación de la Fed, el índice subyacente de los precios PCE, excluyendo los costes de los elementos volátiles como los alimentos y la energía, habrá subido hasta el 0,3% en julio con respecto al mes anterior, pero que se mantendrá sin cambios con respecto al año anterior. Se prevé que los ingresos personales se hayan ralentizado, aunque se espera que el gasto personal se acelere pues los datos de consumo de Estados Unidos siguen siendo robustos.

4. El petróleo, camino de un sólido avance semanal mientras los mercados se preparan para la llegada del Dorian

El petróleo desciende, aunque sigue en el buen camino hacia su mayor avance semanal desde mediados de julio, pues una pausa en la intensificación de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, los recortes de suministro impulsados por la OPEP, el aumento de las tensiones en Oriente Próximo y un descenso de las reservas de crudo de Estados Unidos han impulsado los precios esta semana.

Con el crudo estadounidense camino de unas ganancias semanales del 3,8%, los mercados se preparan para la llegada a Florida de la tormenta tropical Dorian. El Centro Nacional de Huracanes predice que se convertirá en un huracán de categoría 4 cuando tome tierra el Día del Trabajo, lo que suscita preocupaciones en torno a que los productores de crudo estadounidense en alta mar puedan interrumpir su producción.

5. El BCE, bajo la presión de los alcistas a pesar de la baja inflación

La inflación de la zona euro se mantuvo muy por debajo del objetivo del Banco Central Europeo, lo que justifica las nuevas medidas de estímulo que se espera que se implementen el mes que viene, aunque algunos responsables de la política monetaria se han pronunciado en contra de una mayor relajación.

Sin embargo, si bien señaló los riesgos a la baja, incluidos los conflictos comerciales, el Brexit, las perturbaciones políticas y la ralentización de la actividad manufacturera, Sabine Lautenschlaeger, miembro del comité del BCE, insistió en que también había señales positivas en cuanto al mercado laboral y el crecimiento. «Es demasiado pronto para un paquete enorme», dijo en una entrevista publicada este viernes en el sitio web del BCE.

Grindelwald - Suiza

El petróleo desciende, aunque sigue en el buen camino hacia su mayor avance semanal desde mediados de julio.

China-EE. UU.: ¿Está el mercado operando a largo plazo?

Último día de la semana bursátil con los índices europeos de nuevo al alza. Después de que ayer China confirmara los contactos con Estados Unidos y pidiera a Trump una tregua en la que ambos países cedan para evitar aranceles, el gigante asiático vuelve a remarcar que los equipos negociadores mantienen una “comunicación eficaz”.

El mercado prefiere de nuevo quedarse con el ‘vaso medio lleno’ tras los mensajes contradictorios que nos llegaban estos últimos días por parte de ambos gigantes sobre el estado de las conversaciones.

Pero, en realidad, nada ha cambiado. Si no hay novedades hoy (ayer Trump no se posicionó sobre este asunto), la nueva ronda de aranceles mutuos entrará en vigor este domingo, 1 de septiembre.

Plus Capital Market comenta sobre la situación así: “Si bien tanto las declaraciones de China como su tono amigable son muy positivas de cara a reducir la tensión en los mercados, lo que no terminamos de entender, aunque comprendemos que forma parte del ‘juego político’, es por qué China ha tardado casi cuatro días en confirmar que ambas partes seguían hablando, tardanza que ha generado gran inestabilidad en los mercados financieros en los últimos días”.

“Todo parece indicar que, a pesar de las buenas palabras de unos y de otros, ambas partes desconfían de las verdaderas intenciones de la otra, lo que creemos va a dificultar mucho una resolución del conflicto en el corto plazo. Ojalá nos equivoquemos, pues de ser así, y cerrarse un acuerdo, aunque sea de mínimos, las bolsas mundiales podrían tener un final de año muy positivo, apoyadas en las nuevas medidas de política monetaria acomodaticia que entendemos implementarán los principales bancos centrales mundiales en los próximos meses”.

“China considera que los avances en las negociaciones dependerán de si EE.UU. crea condiciones favorables, esperando que Trump pueda cancelar los aranceles adicionales recientemente anunciados, con el fin de evitar una escalada de la guerra comercial. Esta petición de retirada de tarifas está viniendo también de la Cámara de Comercio americana, entre amenazas de repercusión de las mismas en el precio de venta de sus productos”.

Recordamos a nuestros clientes que, el pasado viernes, China anunció nuevos aranceles contra Estados Unidos por valor de 75.000 millones de dólares, a lo que Trump respondió con subidas del 25% al 30% sobre 250.000 millones en productos chinos y del 10% al 15% en los 300.000 millones todavía exentos.

Cae el bitcoin; la prensa desmiente la supuesta emisión de una criptomoneda china

Los precios del bitcoin descienden después de que los medios respaldados por el Estado chino negaran los informes de que China está casi lista para emitir sus propios activos digitales.

El bitcoin se sitúa en 9.488,7 dólares, dejándose un 2,5% a las 4:10 horas (CET), el ethereum desciende un 2,3% hasta 169,0 dólares, mientras que el XRP baja un 0,1% hasta 0,25650 dólares. El litecoin cae un 5,2% hasta 63,630 dólares.

Plus Capital Market, ha comenzado a  COMPRAR BITCOIN A 9,500 USD en esta semana, y Ethereum a 165,00 USD. Compra especulativa aprovechando estas bajadas. Avisamos la semana pasada de la entrada en este mercado.

Según fuentes, Forbes informó de que el Banco Popular de China (PBOC) lanzará una criptomoneda de propiedad estatal y la emitirá a siete instituciones, incluyendo Alibaba y Tencent.

Paul Schulte, que trabajó como jefe de estrategia financiera para China Construction, dijo en el informe de Forbes que el Banco Industrial y Comercial de China, el Banco de China, el Banco Agrícola de China, Alibaba y Tencent se encuentran entre las empresas que recibirán la criptomoneda.

Citando otra fuente sin identificar, Forbes dijo que el banco central de China planea lanzar la criptomoneda en noviembre, y que espera que la nueva moneda digital finalmente estará disponible en los Estados Unidos y otras partes del mundo, pero «eso no sucederá inmediatamente».

Sin embargo, el Global Times, el tabloide nacional de China en lengua inglesa dijo que el informe es una «exageración» y que el PBOC no emitirá una moneda digital en un futuro próximo.

«Para refutar los informes de los medios de comunicación sobre el lanzamiento de una criptomoneda respaldada por el Estado en los próximos meses, el banco central de China los denomina ‘especulación inexacta'».

El bitcoin se encontraba bajo una gran presión antes de la publicación del informe del Global Times. La moneda perdió casi un 7% en menos de una hora el jueves, y se desplomó por debajo del nivel de 10,000 dólares.

PIMCO se alinea con Trump y pide a la Fed agresividad con los tipos

El panorama económico no es muy alentador. Las señales que mandan los indicadores no invitan al optimismo y los bancos centrales, gobiernos y gestoras mundiales e inversores mueven ficha para intentar protegerse de lo que pueda venir.

La última en posicionar su estrategia es PIMCO, la mayor gestora en bonos del mundo ha metido una presión extra a la Fed, que cada vez se siente más acorralada por los comentarios de fuerzas importantes.

Donald Trump ha sido la principal figura en atizar al banco central estadounidense por las políticas monetarias.

Sin ir más lejos, hace una semana el inquilino de la Casa Blanca atizó a la Fed utilizando a Alemania. “Alemania vende bonos a 30 años que ofrecen rendimientos negativos. Alemania compite con Estados Unidos. Nuestra Reserva Federal no nos permite hacer lo que debemos hacer. Nos ponen en desventaja frente a nuestra competencia. ¡Dólar fuerte, sin inflación! Se mueven como arenas movedizas. ¡Pelea o vete a casa!”.

Así, T. Wilding, economista para EE. UU. en PIMCO, ha repasado la actualidad estadounidense en el que considera que la Reserva Federal necesita “un enfoque más agresivo para mitigar el riesgo de recesión en EE. UU.”.

La experta de PIMCO expresa su preocupación por la falta de consenso dentro de la Fed sobre la necesidad de rebajar tipos. “Aunque en términos generales estamos de acuerdo en que las finanzas de los hogares están saludables y que el crecimiento del consumo ha exhibido un sólido rebote en el segundo trimestre, tenemos que recalcar que el momentum del mercado laboral se ha desacelerado notablemente más de lo esperado”.

Ante esta situación, Wilding pide una actuación enérgica por parte de la Fed. “Vemos el riesgo de recesión lo suficientemente preocupante como para justificar una mayor política acomodaticia por parte de la Fed. Esperamos que al recorte de tipos de 25 puntos básicos del próximo mes le sigan más recortes a final de año”. De hecho, Wilding advierte de que “incluso con estos recortes adicionales, creemos que el crecimiento económico podría desacelerarse y situarse por debajo de su promedio, impulsando un crecimiento de la tasa de desempleo en los siguientes trimestres”.

Así la gestora, sin mencionar la palabra, implícitamente invita a la Fed que haga un esfuerzo para bajar los tipos de interés.

Recientemente, PIMCO también fue negativo con la rentabilidad de los bonos del país estadounidense. “Ya no es absurdo pensar que el rendimiento nominal de los bonos del Tesoro de EE. UU. pueda ser negativo”, dijeron en un reciente informe.

Envíenos su consulta