Desde bienes raíces hasta artes plásticas, así como desde la propiedad de colecciones de licores hasta de terrenos: ¡bienvenidos a la era de la economía basada en tokens!

Nosotros, los millennials, la generación relajada y sin prejuicios de ningún tipo, pero también tildada de narcisista y susceptible. Los incomprendidos, el tipo de estudiantes que adeudan por lo menos 40 000 USD en préstamos universitarios y la primera generación en ganar menos que sus padres. Trabajamos, jugamos, compartimos todo en nuestras redes sociales y pagamos complacidos más cantidad de dinero por nuestra dosis mensual de cafeína de lo que las generaciones anteriores se podrían imaginar.

Al menos todo eso es lo que dicen de nosotros y, estemos de acuerdo o no, la verdad es que somos en gran medida la generación intermedia. El hermano del medio en la familia. La generación que ha vivido tanto súper conectada como desconectada. Es tan natural para nosotros realizar contratos inteligentes en lenguaje Solidity, como rebobinar manualmente un casete con ayuda de un bolígrafo.

Las recetas para una «vida exitosa» comprobadas por las generaciones anteriores simplemente ya no aplican a esta época. Somos capaces de conjugar ese concepto tradicional de carrera (educación básica, universitaria y buen trabajo garantizado), con la mentalidad de hoy en día, más ágil y basada en el aprendizaje permanente, de modo que manejamos un lenguaje sumamente híbrido.

Estamos tan atrapados entre lo tradicional y lo nuevo que nos aferramos a la educación superior sin tener la capacidad monetaria para cubrirla. ¿Así que, qué podemos hacer? Terminamos vendiendo nuestras propias participaciones a quienes puedan asumirlas. Se trata de un nuevo tipo de acuerdo en el que, en lugar de pedir préstamos, los estudiantes aceptamos entregar a Wall Street hasta el 4.5% de nuestras ganancias correspondientes a los próximos 10 años. En otras palabras, intercambiamos nuestro potencial intrínseco de ganancias futuras por el conocimiento adquirido en el presente, que probablemente se volverá irrelevante en la próxima década. Lo anterior significa que estamos coartando nuestro propio futuro a un porcentaje fijo, independientemente de lo que pueda suceder más adelante ¿Y esto qué opinión merece? Tiene que haber una forma más apropiada de hacer las cosas.

La generación del Burnout: desgaste y estrés laboral.

Hoy en día, los millennials son considerados como la generación que pasa más tiempo trabajando. Un asombroso 84% de ellos reportó sentir agotamiento en sus respectivos trabajos y casi la mitad de los más de 10 000 millennials encuestados planean dejar su trabajo actual dentro de los próximos dos años.  Se nos conoce como la Generación del Burnout, y esto debería ser un llamado de alerta tanto para empleadores como para empleados.

Curiosamente, esta es la misma generación que considera que el sistema de startups y la iniciativa empresarial son los factores más importantes de empoderamiento. Tan solo con realizar una rápida inspección alrededor se puede confirmar que muchos millenials están a punto de abandonar sus trabajos, de comenzar algo nuevo, más significativo y propio.

Vivimos en una época en la que el software instalado en nuestros teléfonos inteligentes es más sofisticado que el utilizado en la misión lunar de Apollo. Sin embargo, tenemos una percepción tan arraigada de nuestra carrera profesional que realmente no tolera muchos cambios. En lugar de idear nuevas formas de hacer las cosas, nos paralizamos al tratar de maximizar y optimizar infinitamente el sistema existente.

¿Es ese constante intento de optimizar todo, lo que no nos permite avanzar?

No solo hay muchísimas evidencias y estamos muy conscientes de las mismas, sino que las vivimos a diario, por ejemplo, en nuestras finanzas. Nada nos enfrenta tanto a la realidad como el trago amargo de la insolvencia. Independientemente de cuál sea su idea, plan de negocios y/o sueños, si usted no tiene suficiente liquidez para invertir, así como el compromiso y el tiempo, se verá completamente restringido

¿Y si existiera una manera de emprender un nuevo proyecto sin tener el capital monetario para ello?

¿Qué pasaría si hubiera una forma de invertir más expedita y con mínimos requisitos?

¿O si pudiera generarse valor a partir de estrategias completamente novedosas?

Cuando surgieron las tarjetas de crédito cambiaron todos nuestros sistemas de pago y el dinero en efectivo dejó de ser tan relevante. Luego, con la implementación de los pagos móviles, las transacciones se tornaron aún más fáciles y el dinero plástico perdió importancia.

Si bien los desarrollos anteriores han facilitado la transferencia de dinero, la próxima tendencia se enmarca en un territorio hasta ahora inexplorado: desbloquear el mundo de los activos sin liquidez.

De todos los sistemas inteligentes que se están desarrollando hoy en día, blockchain ya está transformando la forma en que entendemos las monedas digitales, la liquidez y el valor. Actuando silenciosamente como la tecnología subyacente, el potencial de los activos ilíquidos a escala global es muy, muy real.

Bienvenidos a la era económica basada en tokens.


También puede interesarle: ¿Qué es una compañía inteligente?


Así es como funciona.

Dicho de forma sencilla, la tokenización significa digitalizar la representación de un activo comercializable en el mundo real. Esto es posible mediante la emisión de una ficha de blockchain (un token de seguridad) que digitalmente equivale a un activo con valor real. Una ventaja aún más destacable de esto es que las acciones corporativas de las empresas también pueden convertirse en tokens, lo que significa que esta representación digital de la propiedad de la compañía le otorga a los activos sin liquidez, como los bienes raíces, los bienes artísticos o las participaciones en un fondo de inversión, la posibilidad de convertirse en acciones con valor real.

Grindelwald - Suiza

[¿Recuerdan esta joya? Foto: Namroud Gorguis]

Son innumerables las ventajas asociadas a la tokenización de activos no líquidos. En un entorno regulado, esto significa nada más y nada menos que la capacidad para comercializar activos sin liquidez y/o intangibles con valor real.

Lo que antes era imposible, ahora es un hecho: las oportunidades resurgieron al permitir que las empresas tradicionales configuraran su estructura en Ethereum, con total cumplimiento legal, convirtiendo todas las acciones corporativas en un símbolo único de 4 letras. Técnicamente hablando, se trata de Tokens ERC-20 modificados para cumplir con las leyes de seguridad, los cuales tienen las mismas limitaciones y ventajas administradas por las regulaciones destinadas a proteger los valores. De esta forma, no solo se trata de tener una empresa inteligente, sino también una forma más ingeniosa de administrar su negocio.

Desbloqueando el potencial de cientos de trillones de activos.

No se debe subestimar el potencial que posee el desbloqueo de activos sin liquidez. Con un valor global en bienes raíces de 228 trillones de dólares, se trata de un activo mucho más valioso que el dinero circulante en el mundo en un sentido amplio, incluyendo todas las monedas, billetes, cuentas del mercado monetario, ahorros, cuentas corrientes y depósitos en nuestro mercado global. Y eso es solo considerando el sector de bienes raíces.

¿Qué implicaciones prácticas tiene esto?

1. Liquidez donde antes era imposible

Consideremos un préstamo estudiantil, en el pago inicial para el alquiler de su oficina o en inversiones para su nuevo negocio. Cualquiera que sea su caso, la tokenización de activos ilíquidos significa que puede otorgarle liquidez a su colección de arte, licores, terrenos y/o bienes raíces, solo por mencionar algunos. Olvídese de coartar su futuro potencial de ganancias, atándolo a un porcentaje fino, solo para obtener un título hoy. Le presentamos alternativas.

Solo por mencionar algunos ejemplos, veamos lo siguiente. Para aquellos que no están familiarizados con el potencial del licor como inversión, se ha calculado que el whisky de malta que se comercializa regularmente en las subastas del Reino Unido ha tenido durante la última década un rendimiento de casi el 21% de la tasa anual. El whisky de malta de origen japonés encabeza la revalorización anual con un ROI de casi el 28%. Solo para ofrecerle algunas comparaciones, el rendimiento anual de la mayoría de los fondos de cobertura actuales ni siquiera se acerca a estas cifras.

Así que la próxima vez que sostenga esa botella de whisky de malta, puede guardarla en lugar de tomársela.

2. Propiedad fraccionaria

Nuestro modelo convencional de propiedad se está volviendo cada vez más obsoleto. Con la tokenización, como cada token representa una parte del valor superior del activo, ahora puede distribuir sus bienes tangibles, por ejemplo un edificio de oficinas, con otras empresas nuevas, residenciales o incluso, quizás con un café en la planta baja. Invierta en la música de ese artista emergente que le encanta escuchar. Además, es primavera, ¿por qué no compartir la propiedad del nuevo velero de sus amigos?

Esta capacidad de fraccionar por sí misma la propiedad tiene el potencial de acabar con los modelos de negocios existentes y concebir industrias completamente nuevas. Esto conducirá a nuevas formas de recaudar fondos, crear proyectos e involucrar a las partes interesadas en un sistema más distribuido y compartido.

3. Transacciones expeditas

Dado que la gobernanza del sistema de transacciones de tokens está basada en contratos inteligentes en blockchain, es posible automatizar muchas operaciones de esta cadena. En otras palabras, se trata de una ejecución en tiempo real, acceso 24/7 y tarifas de transacción radicalmente más bajas. Sin problemas y sin intermediarios.

4. Transparencia en toda la cadena de valor

Desde los procedimientos de conocimiento de cliente (KYC) hasta los derechos y responsabilidades, toda esta información se puede integrar directamente en cada token. La tecnología blockchain garantiza la transparencia e inviolabilidad de todos los registros.

La transparencia de cada cadena puede aportar un valor agregado al ofrecer acceso al historial de propiedad de cada activo. Esto es especialmente útil en los casos en que el activo está impulsado por su antigua titularidad, como el valor de las pinturas que típicamente está vinculado a sus coleccionistas anteriores, o los relojes premium a sus niveles de servicio previos.

5. Acceso superior

Teniendo en cuenta todas estas características, resulta obvio que la capacidad para fraccionar la propiedad y agilizar las transacciones en tiempo real con costos prácticamente nulos, aunado a la total transparencia en la cadena, harán que el mundo de las transacciones sea radicalmente más sencillo. Al brindar mayores oportunidades a las inversiones de menor escala, todo el sector puede experimentar una mayor ampliación. También, mientras exista más liquidez de los activos en general, se podrían reducir los períodos mínimos de inversión, haciendo que toda la economía sea más rápida y presta para nuevas formas de comercio global.

El surgimiento de nuevos modelos económicos

Se trata de una metodología que cambia el típico esquema de las jornadas laborales de un día completo y de por vida, por varios trabajos simultáneos, equivalentes a las horas de tiempo completo. La optimización de nuestro modelo actual, algo en lo que los Millennials nos desempañamos tan bien, ya no será suficiente.

Sin duda, el futuro del trabajo estará impulsado por la tecnología, lo cual nos permitirá equilibrar diferentes aspectos de nuestras vidas de forma remota y virtual. La naturaleza del trabajo cambiará, e igualmente lo hará la forma en cómo definimos y entendemos el valor en nuestras economías.

Al tokenizar activos, algo que antes era imposible, surge la posibilidad de programar el dinero vinculado al valor del mundo real. En un futuro no muy lejano, seremos copropietarios de activos físicos con personas que nunca hemos conocido, dividiremos nuestros riesgos al invertir en sectores de múltiples industrias y proyectos y, lo más fascinante, volveremos a definir e imaginar la forma de generar valor.

De modo que, si en algún momento considera entregar el 5% de sus ganancias potenciales futuras a cambio de la obtención de un título en inglés, dedique unos minutos a aprender más sobre sus opciones.

Nosotros, en Mundo Offshore, habilitamos compañías del mundo real en la blockchain. Todas las acciones corporativas se convierten fácilmente en tokens regidos por contratos inteligentes, y toda la gobernanza corporativa es automatizada a través de nuestro panel digital.

Una solución creada por emprendedores para emprendedores, para que usted como empresario pueda concentrarse en lo que realmente le interesa.

Envíenos su consulta