Para diferenciar mejor estos dos conceptos de Bono No Residente y Director Nominado en Irlanda, daremos una breve descripción de cada uno.

La Sección 137 de la Ley de Sociedades de 2014 (sección 43 de la antigua ley) establece que si una empresa irlandesa no tiene al menos un director de la empresa que resida en el Espacio Económico Europeo (EEE), se debe contratar un bono. Es importante tener en cuenta que este requisito se refiere a la residencia y no a la ciudadanía.

También se requerirá un bono para el caso en que un director de la compañía tenga pasaporte del EEE pero resida fuera de éste. Si uno de los directores de su empresa es residente de este espacio, dicho bono no es necesario. El EEE se compone de los 28 estados miembros de la UE, además de Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Un Bono de No Residente asegura a la compañía por un monto de 25 394.76 €  y su propósito es cubrir lo siguiente:

– Cualquier multa impuesta a la Compañía con respecto a delitos bajo la Ley de Sociedades de 2014, por ejemplo, el hecho de no presentar las declaraciones anuales y las cuentas auditadas a tiempo.

– Cualquier multa a causa de no proporcionar cierta información a los Comisionados de Ingresos, principalmente la requerida en el Formulario CRO 11F.

– Cualquier sanción que la empresa haya sido obligada a pagar de conformidad con S1071 o S1073 de la Ley de Consolidación de Impuestos de 1997.

– Cualquier gasto incurrido en el cobro de las multas y sanciones mencionadas anteriormente.

Podemos preparar estos bonos para directores no residentes antes de su incorporación, o para compañías que lo vayan a renovar.

El Bono de No Residente tiene una vigencia de 2 años y debe establecerse en la etapa de incorporación o tras la remoción del director residente de la empresa del EEE. Este bono funciona como una póliza de seguro para proteger al gobierno del incumplimiento del pago de impuestos o multas en caso de que la empresa abandone la jurisdicción.

Después del período de 2 años, la compañía debe tomar medidas para renovar el bono por otros 2 años, establecer un director residente del EEE o crear un vínculo real y continuo con el estado. La exoneración del vínculo se puede solicitar con los Comisionados de Ingresos cuando una empresa demuestra ser una fuente significativa de empleo y tener una fuerte presencia física en Irlanda.

Grindelwald - Suiza

El Bono de No Residente tiene una vigencia de 2 años y debe establecerse en la etapa de incorporación o tras la remoción del director residente de la empresa del EEE.

Mundo Offshore puede tramitar para su empresa el Bono de Ingresos establecido de la Sección 137. La tarifa total pagadera por el bono de directores no residentes es de  2700 € (sin IVA) y abarca un período de dos años. Tenga en cuenta que una vez emitido el bono, este no es reembolsable.

Contáctenos para obtener más información o para proceder con el trámite del bono.


¿Qué hay que tener en cuenta al registrar una empresa en Irlanda?


Un director nominado es un funcionario de la compañía que ha sido contratado para actuar en nombre de otro, ya sea de un accionista de referencia o del propietario beneficiario. El director nominado puede ser un individuo o una corporación, y ese nombre es a menudo el único que aparece en la documentación presentada en los registros relevantes. El mayor beneficio de esto es que se socava el valor de obtener información sobre la compañía y, al igual que las acciones al portador, potencialmente permite a alguien controlar efectivamente la compañía sin declarar un interés. El director nominado es necesario cuando el verdadero propietario (o propietarios) tiende a permanecer en el anonimato en términos de registros oficiales de la compañía.

Esta persona nombrada tendrá el control oficial de su compañía limitada por acciones, pero desde una perspectiva jurídica, usted permanece a cargo absoluto con un acuerdo legal vigente (esto puede ser un documento de poder notarial).

El uso de un director o accionista nominado puede brindarle beneficios sustanciales a usted y a su empresa, tales como:

  • El nombre de la persona nominada– y no el de los beneficiarios reales– aparecerá en los documentos corporativos, tales como los Artículos de Incorporación. Esto garantiza que la identidad del propietario permanezca confidencial, manteniendo el anonimato y un alto nivel de seguridad.
  • El director nominado, sin embargo, no tiene ningún poder práctico sobre el negocio y su figura es útil únicamente para la incorporación de la compañía, de modo que éste solo actúa con base a la escritura fiduciaria.
  • Además, el uso de nominados proporcionará beneficios derivados del sistema tributario de la jurisdicción offshore elegida.
  • El director nominado puede permanecer en su lugar hasta que ya no sea necesario: para revertir el proceso simplemente se debe mantener en el archivo una carta de renuncia firmada la cual haya sido redactada por el mismo director nominado.

Cualquiera persona que pague una pequeña tarifa a la Oficina de Registro de Empresas puede obtener acceso a la lista de directores asociados con una compañía limitada por acciones. Si usted no desea que su nombre aparezca en esos registros, nuestro servicio nacional de nominados irlandeses seguramente le interesará. La capacidad de permanecer en el anonimato podría ayudarlo a administrar su negocio con libertad y este servicio justamente tiene como objetivo hacer esto posible.

Para más información sobre servicios financieros en Irlanda, contáctenos.

Envíenos su consulta